Textos de medianoche – Vol. 1 – Parte 2

— Pensamientos Malditos, La Desidia de un Humano —

Una noche más, y esto nada que termina; la soledad de mi alma es mucha y se esta adueñando cada vez más de mi, no sé que hacer para detenerla, para hacer que retroceda y desaparezca. No sé que deba pensar sobre eso, en ocasiones prefiero que esa soledad se adueñe totalmente de mi ser, que me cubra con sus alas, que me albergue bajo su sombra; que me cobije entre sus brazos y haga de mi su posesión más preciada. Si tan solo eso pasara, si tan solo la soledad se acordara de mi, de mi existencia y de mi deseo de conocerla, de amarla, de poseerla; si, si tan solo sucediera, si tan solo fuera verdad, sería feliz.

Pero la felicidad es solo momentanea, no perdura, me sube el animo por unos instantes pero luego, la realidad del mundo me trae de vuelta; vuelvo a estar donde estaba antes, al mismo lugar que detesto, al mismo estado que odio; esta desolación, esta locura, este rencor que habitan en mi, no sé que hacer con ellos, no sé como combatirlos, y lo mejor, no sé si quiera combatirlos. A lo mejor los dejo que hagan de las suyas conmigo, los dejo habitar en mi, ser parte de mi, y que hagan de mi parte de ellos; los dejo crecer, sonreir y hasta soñar, soñar con mi desaparición y con su triunfo, soñar con que yo deje de oponerme a sus deseos y los deje ser felices, soñar con su victoria sobre mi vida, sobre mi ser. Desolación, locura, rencor, tres situaciones diferentes, tres aspectos que varian a cada instante y que están forjando dentro de mi un surco interminable, una hendidura que no se podrá sellar, por más que lo intente, seguirán haciendo de las suyas hasta que se cansen o hasta que se aburran de haber encontrado un blanco tan fácil.

Pero se equivocan, no es fácil, no soy fácil; esto que hay dentro de mi no resisitirá mucho tiempo todo el dolor que me alberga, es mucho para ellos, y no lo podrán soportar y tendrán, se verán obligados a dejarme, a abandonarme y a olvidarse de mi hasta que yo vuelva a llamarlos y a permitirles la entrada a mi mundo, a este nuevo mundo para mi y para ellos, lleno de dolor, odio, sufrimiento y amargura, hasta que nuevamente se cansen y se olviden de mi, tal vez para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s